Riego de cactus y suculentas.


El Riego en los Cactus

A continuación te explicaremos como es conveniente realizar el riego de tus cactus y suculentas. En comparación con otros tipos de plantas el riego de los cactus es muy diferente y debe hacerse con otro tipo de precauciones.

¿Cómo regar mis cactus?

El agua deberá dosificarse de manera que después del riego matinal, al llegar la noche, la tierra esté solamente húmeda, pero nunca empapada.

Un riego excesivo tiene como consecuencia la evacuación de agua a través del agujero de drenaje, con pérdida al mismo tiempo de sales nutritivas, solubles en el agua, que están contenidas en el compuesto terroso. Regando en cantidad adecuada, evitaremos este inconveniente.

Para el riego, se suele dar preferencia a las regadoras especiales, de pico largo y curvo, que permiten bañar más fácilmente la tierra sin mojar en demasía a la planta.

Es necesario que el agua tenga la temperatura del ambiente. Se debe evitar de manera absoluta utilizar agua excesivamente fría.

¿En qué momento del día es preferible regar? Durante el período estival es mejor distribuir el agua a última hora de la tarde, tras la puesta del sol, cuando las macetas se hayan enfriado después de las cálidas horas de la tarde. Una gran diferencia de temperatura, como la existente entre una maceta recalentada por el sol y el agua, en general fría, podría tener consecuencias fatales para la planta.

En cambio, durante el invierno, se riega siempre por la mañana, nunca por la tarde, dando tiempo a la evaporación y absorción durante en día.




SALA DE CHAT - Ingresar



Enlaces  -  Contactar